Imprimir
Categoría: Textos

UNA CUESTIÓN DE SENTIDO COMÚN

 
 
Cuando la NASA inició el lanzamiento de astronautas, descubrieron rápidamente que los bolígrafos no funcionarían con gravedad cero. Para combatir este problema, los científicos de la NASA, contrataron la compañía Andersen Consulting (ahora Accenture) como asesores-consultores, para estudiar y resolver el problema. Emplearon una década y 12.000 millones de dólares desarrollando un bolígrafo que escribiese con gravedad cero, hacia arriba y hacia abajo, bajo el agua, en prácticamente cualquier superficie incluido el cristal y en un rango de temperaturas desde bajo cero hasta más de 300ºC...

Los rusos utilizaron un lápiz. 
(Sin comentarios)