Imprimir
Categoría: Cuentos

Receta de un sabio y prudente autor

 

Toma una gran cantidad de alegría y déjala hervir a fuego lento sin parar.
Ponle un tazón bien lleno de leche, de la marca bondad, 
enseguida agrega una medida completa de consideración y respeto hacia los demás.
Mezcla con estos ingredientes, una cucharada de comprensión,
(pero una buena cucharada, no una de café).
Si pones un cucharón mejor, la receta ganará.
Sazona todo esto con abundante caridad,
desparrámala bien por todo el conjunto de horas, tiempo y personas.
Ahora, mézclalo todo perfectamente y con todo cuidado
lo pasas  por un colador para eliminar cualquier partícula de egoísmo.
Sírvelo con abundante salsa de amor.. i ES EXQUISITO !.